Alimentos bajos en fósforo para gatos

comidaUna dieta baja en fósforo es muy importante para tratar algunas enfermedades. Si tu gato comienza a tener problemas en los riñones, la dieta se vuelve tan importante que puede hacer la diferencia entre tratar con éxito la enfermedad o perderlo demasiado pronto. Reducir el fósforo en la dieta de tu gato es fundamental si tiene, por ejemplo, una enfermedad renal.

Fósforo. El fósforo es un mineral que unido al calcio permite la formación de huesos y dientes fuertes. Los gatos, los seres humanos y la mayoría de los animales, también necesitan fósforo para convertir los alimentos en energía. Este mineral ayuda en el proceso de digestión y la formación de membranas celulares sanas. El fósforo es vital para la salud de un gato, por lo que debes restringir su ingestión a través de la dieta sólo cuando el veterinario te lo indique.

El fósforo y las enfermedades renales. Las enfermedades renales son la principal razón por la que los veterinarios pueden sugerir una dieta baja en fósforo. Cuando los riñones no están funcionando adecuadamente, el fósforo se acumula causando más daño a los riñones. Reducir el fósforo a través de la dieta puede ayudar a tratar una enfermedad renal.

Baja en proteínas Vs. bajos niveles de fósforo. La carne contiene fósforo y muchas proteínas, por lo que muchos veterinarios recomendaban una dieta baja en proteínas para los gatos que tenían problemas renales. Sin embargo, el problema es que los gatos son carnívoros y necesitan carne para que sus órganos funcionen correctamente. Se ha encontrado que la reducción de la proteína causa más daño que el fósforo que contiene. Los gatos con o sin enfermedad renal, deben tener una dieta con muchas proteínas.

Dietas comerciales bajas en fósforo. Las dietas comerciales proporcionan todos los nutrientes que necesita un gato a la vez y mantiene bajos los niveles de fósforo. Estas dietas generalmente se venden en las oficinas veterinarias o en las tiendas con receta médica. Aunque están disponibles en fórmulas secas y húmedas, la versión húmeda es mejor si tu gato tiene una enfermedad renal ya que lo ayuda a mantenerse hidratado. Habla con el veterinario sobre el cuidado de los dientes de tu gato si decides darle una dieta húmeda ya que puede necesitar cuidados especiales para reducir el sarro que normalmente es eliminado con el alimento seco.

Fijadores de fósforo. Si no es posible cambiar la dieta de tu gato porque es muy delicado para comer, puedes añadir fijadores de fósforo a su comida. Estos aglutinantes previenen la acumulación de fósforo en los riñones y la sangre de tu gato, pero sólo deben ser utilizados bajo la supervisión del veterinario. Si tu gato se niega a comer una dieta especial baja en fósforo, no lo dejes morir de hambre y dale la dieta especial que necesita. Los aglutinantes son la opción para muchos gatos meticulosos.

libro¿Crees que conoces a tu gato?...descarga gratuitamente nuestro ebook: "Observando a los gatos" y aprende a conocer realmente a tu felino. Un libro de lectura impresindible para todos aquellos que amamos a nuestras mascotas y que deseamos entender cada uno de sus paradójicos comportamientos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!
Esta entrada fue publicada en Guias de alimentación. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.