Datos curiosos sobre los gatitos recién nacidos

gaticos amamantandoLos gatitos recién nacidos son criaturas muy tiernas, sus pequeños cuerpos difusos, chillidos agudos y pequeños gritos sólo pueden hacernos sentir una enorme atracción. Los gatos son animales domésticos muy atractivos y resulta increíble ver día a día cómo desde pequeños dan rienda suelta a los tigres que llevan dentro.

Los primeros días
Al nacer, los cachorros son totalmente dependientes de sus madres para la alimentación y el calor, ya que sus pequeños cuerpos no pueden regular muy bien la temperatura. Los ojos y los canales de los oídos permanecen cerrados durante los primeros días de vida, haciéndolos incapaces de verse o escucharse el uno al otro. Los gatitos recién nacidos pasan la primera semana comiendo, durmiendo y abrazándose entre ellos.

Vista y audición
Entre los 10 y 21 días, los pequeños pueden ver y oír el mundo que les rodea. Sus diminutos ojos se abren, y aunque su vista se mantiene nublada por un par de semanas, finalmente pueden ver a sus hermanos. Los gatos pueden ver los colores, aunque no de forma tan vibrante como lo hacen los humanos. El sentido del olfato de un gatito también se desarrolla durante este tiempo, por lo que se les puede ver oliendo todo lo que ven en su camino alrededor de la habitación. Los gatitos son una fuente perfecta de energía conservada, duermen hasta 18 horas al día.

Fabricantes de ruido
Desde el día en que nacen, a los gatitos les encanta hacer ruido. Los gatitos maúllan, chillan y ronronean durante toda su vida, y cada uno de estos sonidos significa algo ligeramente diferente. El chillido largo e interminable de un gatico significa que se siente perdido o solo. Una serie de gritos cortos suele indicar que tienen hambre y están en busca de una comida. El ronroneo puede indicar arias cosas, incluyendo felicidad, miedo o dolor.

Crecimiento
Los gatitos crecen increíblemente rápido. En el momento que cumplen 4 semanas de edad, van a empezar a disfrutar de otros alimentos y jugar introduciéndose en la caja de arena. El tiempo de juego es una parte vital del desarrollo de un gatito. Ese es el momento que aprovecharán para luchar y abalanzarse unos sobre otros, delimitando quién es el rey o la reina de la casa.

Esta entrada fue publicada en Salud y cuidados. Guarda el enlace permanente.