El entrenamiento del gato para que use la caja

Si alguna vez has tenido que llevar a un gato al veterinario probablemente hayas tenido una experiencia más o menos así: sacas el trasportador del armario y de repente el gato no está por ningún lado. Después de localizarlo debajo de la cama y sacarlo de allí, intentas levantarlo y ponerlo dentro del trasportador mientras él se resiste furiosamente con sus mejores esfuerzos paramantenerse a salvo del interior de este.

caja de arenaLa mejor manera de evitar una penosa situación como la expuesta en el escenario anteriores a través de un proceso conocido como entrenamiento con cajas para los gatos. El término «caja» se refiere a cualquier tipo de transporte o perrera que puedaconfinar a un animal para ser transportado (o por cualquier otra razón). Las cajas pueden ser de plástico, fibra de vidrio o de alambre, algunas tienen los siguientes componentes: Fondo, cubierta y puerta para facilitar la limpieza. La idea básica del entrenamiento del cajón para un gato es que el animal pueda ver la caja como un refugio seguro que está asociado con el confort. Cuando la caja se convierta en el propio espacio personal de tu gato, este se sentirá más seguro al viajar porque su espacio personal se va con él.

La mayoría de los expertos apoyanla idea que durante el entrenamiento los gatos deben tener libre acceso a las cajas, es decir, que esténsiempre disponibles y con la puerta abierta para que puedan entrar y salir por su cuenta. Incluir ropa de cama cómoda en la caja puede hacer que esta sea más atractiva y debe ser lo suficientemente grande para que el gato pueda moverse por su interior (algunos dueños prefieren que sean lo suficientemente grandes como para contener un pequeño lecho de arena así como platos para comida y agua).

Tenerle a tu gato un trasportador en el que se sienta seguro tiene sus ventajas al viajar ya sea para ir al veterinario o mudarse a una nueva casa.

Si puedes comenzar el entrenamiento de la caja cuando tu gato todavía espequeño y aún no ha hecho asociaciones desagradables con respecto a la caja, el trabajo será más fácil. Los gaticos tienen una curiosidad natural que suele conducirlos a explorar la caja por su propia cuenta, sobre todo si hay comida, ropa de cama y algunos juguetes en su interior. Los gaticos son especialmente propensos a acurrucarse en la caja sólo para tomar una siesta. Si tienes hijos, enséñeles a no molestarlo cuando está en la caja, lo cual reforzará el sentimiento de seguridad y comodidad del gato cuando esté en el interior.

Si tu gato adulto ya ha aprendido a esconderse cuando te ve sacando el trasportador, puede serte útil para comenzar que compres uno nuevo. Si compras una caja que se divida en tres partes, puedes comenzar con la parte más baja poniéndole una manta lanosa para que parezca más una cama. Los juguetes y las golosinas también pueden hacer que el lugar sea más atractivo. Una vez que el gato haya aceptado la parte inferior de la caja puedes unirla con la parte superior y eventualmentecon la puerta.

Si tu gato todavía ve con recelo la caja nueva, trata de poner golosinas justo al lado de esta. Una vez que se sienta más cómodo puedes empezar a ponerlas dentro para que tenga que entrar en la jaula para conseguirlas. Algunos dueños han combinado con éxito el entrenamiento del clicker con el entrenamiento del cajón. El primer paso es conseguir que tu gato o gatico se acostumbre al sonido de un clicker plástico.Cuando tengas la atención de tu gato has un clic y sigue inmediatamente con una golosina. Algunos gatos asocian el clic con la golosina casi de inmediato, mientras que otros pueden tardar más en darse cuenta.

Una vez que tu gato asocie fácilmente el clic y las golosinas estará listo para el entrenamiento de la caja con el clicker.

Comienza por recompensar a tu gatico por pequeños movimientos que realice hacia su meta y luego recompensas más serias cuando esté más cerca de su meta. Por ejemplo, en un primer momento lorecompensas por acercarse a la jaula y luengo cuando entre definitivamente en esta cólmalo de recompensas. Sus movimientos deben ser voluntarios y debes hacer clic por el comportamiento deseado y recompénsalo después de eso.

Esta entrada fue publicada en Domesticación, entrenamiento, Entrenamiento y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.