Los diferentes tipos de ácaros que afectan a los gatos

gatico en la manoAdemás de las pulgas y garrapatas, su gato puede sufrir de parásitos minúsculos conocidos como los ácaros. Estas criaturas lo hacen sentir miserable y pueden pegarse fácilmente a otros animales domésticos en el hogar o cualquier animal visitante. Aunque son más frecuentes en los perros o los gatos callejeros, estos parásitos pueden afectar a cualquier felino.

Los ácaros del oído
Otodectes cynotis, comúnmente llamado el ácaro del oído, apenas puede verse a simple vista. Este provoca un rascado constante, sacudidas de la cabeza, la pérdida del cabello, inflamación e incluso obstrucción completa del conducto auditivo externo. Resultan altamente contagiosos, y si uno de sus gatos sufre de ácaros del oído es probable que cualquier otro también los tenga. Lleve a su gato al veterinario para conseguir un diagnóstico definitivo, tomando muestras de secreciones del oído e inspeccionándola con un microscopio. Si aparecen los ácaros, su veterinario le dará medicamentos para erradicar la plaga y antibióticos si hay infección.

Los ácaros de la caspa
Si su gato parece tener caspa, no asuma que es sólo un resultado de la piel seca y escamosa. Podría ser el resultado de los ácaros Cheyletiella, que también se alimentan de las personas. Algunos de los signos de infección incluyen la pérdida del pelo, picazón y la piel escamosa. Dado que estas condiciones imitan otros problemas comunes, tales como alergias a los alimentos, su veterinario debe hacer un diagnóstico preciso. Si encuentra los ácaros Cheyletiella, todas las mascotas en su hogar necesitan tratamiento, ya que estos son muy contagiosos.

Los ácaros de la sarna
El término “sarnoso” trae imágenes de gatos y perros horribles sin pelo. Eso es exactamente lo que el ácaro de la sarna provoca en un animal si no se trata. En los felinos, el tipo más común de ácaro de la sarna es el Demodex. Las picaduras de esta plaga causan lesiones en el gato, por lo general alrededor de la cabeza y el cuello. Otro de los síntomas es una secreción del oído grasa, que no debe confundirse con la infección de los ácaros del oído. Los veterinarios generalmente hacen un raspado de piel para la identificación de este microorganismo. Si se obtiene un resultado positivo, el fármaco de elección para el tratamiento es la ivermectina dewormer. Los gatos también pueden necesitar antibióticos para tratar las infecciones o esteroides para aliviar el picor.

La sarna felina
Un ácaro menos común que afecta a los gatos es el Notoedres que produce la sarna felina, también contagiosa para el ser humano. Provoca una picazón severa, la pérdida del pelo, así como manchas rojas e inflamadas en la piel. Sólo su veterinario puede hacer un diagnóstico, ya que estos síntomas son similares a otras enfermedades graves.

Prevención de los ácaros
Los gatos con sistemas inmunes débiles son más susceptibles a los ácaros. Alimente a su gato con una dieta de alta calidad, e inspeccione y cepille su pelo con regularidad. No introduzca nuevos gatos en el hogar sin un certificado de buena salud por parte del veterinario. Los productos contra pulgas y garrapatas para los gatos también suelen matar a los ácaros.

Esta entrada fue publicada en Parásitos y tratamientos. Guarda el enlace permanente.