¿Pueden los gatitos pasarles los gusanos a otros animales?

gaticos acicalandoseEs natural asustarse cuando te das cuenta que tu gatito tiene gusanos, pero es un “beneficio” común de la tenencia de mascotas. Para los gatos asilvestrados, los gusanos son parte de la vida, y si bien este no es el caso para los gatitos domésticos, incluso los gatitos de interiores mimados pueden recoger algunos parásitos.

Gusanos en los gatitos. La mayoría de los dueños de gatos saben que su mascota puede tener gusanos al entrar en contacto con las heces de otros animales, y por escarbar en la tierra del exterior pero, ¿cómo un gatito bebé puede conseguirlos? Si bien es posible que los gatitos adquieran los gusanos de su entorno, sobre todo si nacieron y fueron criados al aire libre, la mayoría de los gaticos atrapan los gusanos de su mamá. Algunos parásitos están realmente adaptados para pasar a través de la descendencia durante la lactancia, mientras que otros abandonan el barco del gato mamá mientras ella amamanta a sus bebés.

Transmisión. Así que, ¿tu gatico cargado de gusanos representa una amenaza para los demás habitantes de la casa? Por desgracia, sí. Si el gatito recogió los gusanos de su medio ambiente, su madre probablemente los tiene también, aunque no haya sido quien se los extendió a sus bebés en el primer lugar. Otras mascotas, e incluso las personas, pueden obtener los gusanos de un gatito, al entrar en contacto con las heces o fluidos corporales. Los gatitos pueden expulsar las lombrices cuando vomitan y pueden transmitir parásitos adultos o huevos cuando usan el baño.

Síntomas. La mejor manera de detener la propagación de los gusanos es identificar la infestación rápidamente. Siempre debes buscar evidencia física de gusanos en las heces de tu bebé gatito, especialmente durante las primeras semanas después del nacimiento. Cavar a través de los excrementos de tu gato, probablemente, no es una de tus cosas favoritas de hacer, pero es fundamental para mantener en la cima la salud digestiva de tu mascota. Los gaticos pueden llegar a ser extremadamente letárgicos, o negarse a comer si están infestados. No hacen falta muchos gusanos para debilitar a un gatico indefenso, por lo que se deben tomar estos síntomas en serio. Los gusanos también pueden inflar el estómago de tu gato, lo que es bastante obvio en los gaticos bebés, en comparación con los adultos.

Tratamiento. Existe una razón por la que la desparasitación es una parte estándar de la atención médica para los gatitos. Estos parásitos están en todas partes, y el sistema inmunológico vulnerable de un gatito joven tiene dificultades para defenderse. Por desagradables que sean, los gusanos rara vez son mortales, especialmente si llevas a tu gatito al veterinario ante el primer signo de problemas. No intente tratar la condición con un remedio casero, o un fármaco de venta libre sin consultar a su veterinario primero. Pregúntele qué te recomienda para un gatito joven, pues gatos bebé son más vulnerables a las reacciones adversas a los medicamentos.

Esta entrada fue publicada en Parásitos y tratamientos, Preguntas frecuentes, Salud y cuidados y etiquetada . Guarda el enlace permanente.