Tratamiento con nebulizador en los gatos

gato persa enfermoLos gatos pueden sufrir de muchas de las mismas enfermedades respiratorias que los seres humanos. Cuestiones que hacen que sea difícil respirar para tu felino, por lo que requiere de atención médica y ser tratado tan pronto como notes los signos, no sólo para aliviar los síntomas, también para asegurar un resultado feliz.

¿Qué es un nebulizador?

Si el veterinario de tu gatito le prescribe un tratamiento con nebulizador, rápidamente deberás familiarizarte con esta útil máquina de aerosol que vas a usar para administrar medicamentos a las vías respiratorias de tu gato. La dosis previamente medida del medicamento se introduce en la máquina, que emite un vapor húmedo. Tu gato respirara la medicación junto con el aire húmedo.

Condiciones que exigen tratamiento con nebulizador

El tratamiento con nebulizador se prescribe para tu gato si su condición es tan grave que no responde a otras formas de medicamentos, o para el tratamiento con oxígeno. Enfermedades que se sabe que llegan a esta etapa crítica son el asma, la neumonía y las infecciones del tracto respiratorio superior. Todas estas implican dificultades para respirar. Inmediatamente ponte en contacto con el veterinario si notas que tu gato está congestionado, tiene fiebre, ojos llorosos, secreción nasal, sibilancias o tos.

Administrar el tratamiento con el nebulizador

Si alguna vez has visto a un ser humano que está siendo tratado con un nebulizador, puede que te pregunte cómo administrar el tratamiento con esta máquina. Es mucho más fácil de lo que parece, y es una manera más fácil que colocar medicamentos en forma de pastillas en la garganta de su gato. Las dos opciones son poner a tu gato en una caja y luego colocar el nebulizador directamente en frente de él, o encerrar a tu gato en una habitación pequeña, como un cuarto de baño, con el nebulizador. Cualquiera de estas opciones pone a tu gatito a respirar un aire medicado suave y húmedo, sin traumas involucrados.

Precauciones

Si su gato experimenta problemas respiratorios, necesitará atención seria y en el hogar. Tu puedes hacer tu parte mediante la administración de la medicación según las indicaciones del veterinario, y haciéndola lo más cómoda posible. Incluye el suministro de una dieta nutritiva y mucha de agua, además de mantener tu hogar libre de alérgenos nocivos como el polvo, el humo del cigarrillo, el polen y el moho.

Esta entrada fue publicada en Veterinario, vacunación. Guarda el enlace permanente.