Bengala

Los gatos de bengala ponen la “b” de  bullicioso. Estos gatos son activos, alertas y ágiles, estudian las acciones de sus dueños y aprenden a abrir armarios, puertas e incluso ventanas, siendo capaces de escalar paredes, descansar en la parte superior de los refrigeradores y otros lugares altos en el hogar.

bengalaPeso: 10 – 15 libras.

Tamaño: alrededor de 16 pulgadas.

Son ideales compañeros para aquellas familias ocupadas y activas, propietarios de gatos con experiencia, familias con otras mascotas incluyendo perros.

Qué les gusta hacer. A pesar de su creciente popularidad el Gato de Bengala no es definitivamente un gato para todos, les va mejor con aquellas personas que tienen experiencia en el cuidado de estos animales y están dispuestos a dedicar tiempo cada día para interactuar con ellos ya que requieren mucha atención. Son muy locuaces, capaces de realizar una amplia gama de vocalizaciones de sonidos y chirridos que hacen reír con satisfacción. Algunos rezongan cuando comen.

Crecen mejor en hogares activos, les encanta jugar largas partidas de buscar, caminar encima de una correa y jugar con platos de agua y en las bañeras.

Cosas que debes saber. Un ejemplar sano puede costar $ 2.000.

Pueden tardar hasta dos años para alcanzar la madurez.

Son candidatos ideales para el entrenamiento del clicker.

Les gustan los objetos brillantes y pueden robarlos y ocultarlos.

Historia. La raza del Gato de Bengala está en rápido crecimiento en popularidad debido en parte a su aspecto salvaje. Comenzó como una raza híbrida, creada por el cruce del Gato Leopardo Asiático con el Gato Doméstico. La primera “mascota leopardo” se remonta a Japón en la década de 1940, pero la primera aparición de los Gatos de Bengala en los Estados Unidos fue en 1970.

Como raza, los Gatos de Bengala fueron exhibidos por primera vez en exposiciones de gatos en 1985. Hoy en día, la Asociación Internacional Felina los clasifica como la raza más popular, muy por delante del subcampeón Ragdoll, con más de 60.000 Gatos de Bengala registrados en TICA; sin embargo, la Asociación de Criadores de Gatos, la mayor registradora de razas de gatos del mundo no los reconoce como una raza. Para competir en espectáculos, el Gato de Bengala debe ser al menos un descendiente de cuarta generación de un cruce entre el Gato Leopardo Salvaje Asiático y un Gato Doméstico. El objetivo es mantener la “apariencia salvaje” con una personalidad domesticada agradable. Cualquier Bengala que muestra golpear con fuerza la pata u otros signos de agresión contra un juez en un espectáculo está descalificado de la competencia.

Apariencia. Codiciado por su exótico aspecto salvaje, el Gato de Bengala camina como un leopardo pequeño, elegante cuerpo musculoso, ojos ovalados, nariz ancha, barbilla fuerte, la cabeza en forma de cuña, sus patas traseras ligeramente más largas que las delanteras que dan una impresión de estar acechando al andar.

TICA reconoce 13 colores de pelo diferentes en competición que van desde el marrón atigrado y foca a lince con manchas y jaspeado así como patrones de pelaje corto y mediano que se siente suave al tacto.

Las hembras pueden pesar entre 6 y 12 libras y los machos un promedio de 10 a 12 libras.

libro¿Crees que conoces a tu gato?...descarga gratuitamente nuestro ebook: "Observando a los gatos" y aprende a conocer realmente a tu felino. Un libro de lectura impresindible para todos aquellos que amamos a nuestras mascotas y que deseamos entender cada uno de sus paradójicos comportamientos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!
Esta entrada fue publicada en Lista de razas. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.