Cómo evitar que un gato orine en el interior

caja de arenaLos gatos son, normalmente, muy exigentes acerca de dónde orinan, así que, orinar en el interior, en un lugar inadecuado es, a menudo, una señal de problemas en el gato. Si bien no siempre es médico, aún debes tomar esta micción inadecuada como una señal de su amigo felino.

Elementos que se necesitan

• Arena si aroma, baja en polvo
• Solución de enzimas anti olores
• Nueva caja de arena
• Puerta abatible
• Elementos de disuasión para gatos

Paso 1. Lleva a tu gato al veterinario, sobre todo si todo ha iniciado “de repente”. Su veterinario puede ser capaz de determinar si existe cualquier problema médico que haya provocado que el gato orine en lugares nuevos e inusuales.

Paso 2. Mantenga la caja de arena limpia y en el mismo lugar. Si debes mover la caja de arena, mantenga una caja de arena en la ubicación anterior, mientras que tu gato se acostumbra a tener una caja de arena en la nueva ubicación.

Paso 3. Cambie la arena a una de menos polvo, sin perfume. El polvo y el olor pueden disuadir a un gato de usar la caja de arena.

Paso 4. Limpie las cajas de arena, al menos diariamente.

Paso 5. Lave la caja de arena para eliminar los olores. El plástico es, particularmente capaz de contener los olores, los cuales, con el tiempo pueden impedir que el gato use su caja.

Paso 6. Limpie completamente el área donde el gato ha orinado. Debido a que los gatos son tan exigentes acerca de dónde orinan, una vez que han orinado en un área, la seguirán utilizando. Use un agente de limpieza de accionado por enzimas, para eliminar completamente el olor.

Paso 7. Permita el acceso del gato a la intemperie si siempre ha orinado fuera. La instalación de una puerta para gatos es una forma de permitir este acceso.

Paso 8. Coloque una caja de arena más grande, sobre todo si tu  gato suele hacer sus necesidades fuera. Los gatos mayores, o aquellos con problemas médicos, no siempre pueden ser capaces de salir a la calle cuando llega el momento de hacer sus necesidades.

Paso 9. Mantenga a otros gatos fuera de su jardín. Ambos gatos, machos y hembras, ya sean castrados o no, pueden rociar su territorio para protegerlo contra los rivales.

Paso 10. Instala al menos una caja de arena por gato en tu hogar. Incluso si has tenido varios gatos durante mucho tiempo, pueden comenzar a orinar fuera, de repente, por frustración.

Esta entrada fue publicada en Entrenamiento. Guarda el enlace permanente.