El tercer párpado en los gatos

gatico en manoLa mayoría de los felinos tienen un tercer párpado para proteger sus ojos, y los gatos no son una excepción. Este párpado normalmente se oculta tras las pupilas verdes, azules o en ocasiones amarillas. Cuando sobresale anormalmente, eso es una señal de que algo no está bien. En algunos gatos esa protuberancia es normal.

El tercer párpado. El nombre científico para el tercer párpado es “Tertia palpebra” o “membrana nictitante.” También es conocido como el haw. Consta de un pliegue cubierto por la conjuntiva, la membrana mucosa del ojo hacia la superficie interna del párpado en un lado y la córnea en el otro. Actúa como los ganglios linfáticos del ojo, manteniendo la suciedad y otras partículas no deseadas fuera de él. El tercer párpado puede cubrir la córnea, pero cuando el gato está despierto usted puede observar solamente una pequeña porción en la esquina interior del ojo.

Protuberancia. Si el tercer parpado sobresale de los párpados de su gato, esto es generalmente una señal de que algo anda mal con la salud de su pequeño, pero puede o no estar relacionada con el ojo. Si sobresale más de un breve periodo de tiempo, lleve a su gato al veterinario para que pueda determinar la causa. Si ha habido obviamente algún tipo de traumatismo en el ojo, no espere, debe llevar el gato al veterinario inmediatamente. Como regla general, si el tercer párpado sobresale en un ojo, algo está mal con ese ojo. Si está en los dos ojos, indica algo mal sistémicamente.

El Síndrome Haw. El Síndrome de Haw generalmente afecta a los gatos más jóvenes y suele aparecer después de que ha tenido diarrea o alguna otra queja intestinal. Dado que los gusanos también pueden causar el síndrome de Haw, asegúrese de que su gato está desparasitado correctamente. El Síndrome de Haw debe mejorar sin ningún tratamiento, una vez que el gatito está en el camino de la recuperación. Si la protuberancia es lo suficientemente grande como para afectar su vista, su veterinario puede prescribir gotas para los ojos para ayudar a reducirla.

Cáncer. De vez en cuando-más a menudo en el exterior que en el interior- el tercer párpado cae presa de cáncer, en concreto el carcinoma de células escamosas. Este es un tipo de cáncer causado por la exposición al sol, y es más común en los gatos con pelaje blanco. La parte afectada del tercer párpado probablemente tendrá que ser eliminada, y su gato podría requerir radioterapia. La crioterapia, en el que se congela un tumor, es también una opción para algunos tipos de cáncer.

Despliegue. Cuando el cartílago del el tercer párpado se pliega crea incomodidad para el gato. Se desconoce la causa, aunque por alguna razón los birmanos son especialmente propensos a este problema. La cirugía puede resolver este problema-usted se alegrará de saber que nada en el ojo de tu gato necesita ser removido, una vez que se tiene el tratamiento recomendado. En cambio, un cirujano reubicará la glándula problemática debajo del párpado.

Deshidratación. Los gatos muy deshidratados pueden tener saliente el tercer párpado. En este caso, el gato obviamente se ve mal. Simplemente dele agua y comida enlatada, probablemente no es suficiente si la deshidratación se ha llegado a este punto. Lleve el gatito al veterinario para el diagnóstico y tratamiento.

Esta entrada fue publicada en Salud y cuidados. Guarda el enlace permanente.