El entrenamiento de los gatos pequeños y adultos

El uso de la caja de arena es casi un instinto para la mayoría de los gatos. Entrenar a los gaticos para que usen una caja de arena es por lo general tan fácil como mostrarles dónde está y soltarlos. Cuando llevas un nuevo gato a tu casa, la caja de arena debe ser una de tus primeras paradas. Deja que lahuela un poco y luego colócalo en su interior. Ahípodrá cavar un poco o salir de un salto. Si salta fuera ponlo dentro de ella otra vez durante una hora o dos.

caja de arenaContinúa mostrándole la caja de arena cuando se despierte por la mañana y después de las comidas. Cuando utilice la caja alábaloefusivamente para reforzar su comportamiento.A menudo los gatos evitaran la caja de arena si no están en un lugar de su agrado, colócala en un lugar tranquilo por donde no pasen muy a menudo y donde tu gato pueda tener acceso en todo momento. No la coloques cerca de su comida y agua. Los cuartos de lavandería no son lugares óptimos debido al ruido producido por los aparatos.Si tienes una caja de arena mecánicaautolimpieza o un Robot basura, asegúrate de que hay una caja de baja tecnología disponible para tu nuevo gato por si esta le resultara demasiado incómoda, él podrá pasar a las versiones de alta tecnología cuando esté listo.

Si tienes varios gatos en tu casa, asegúrate de que el nuevo gato tenga acceso privado a su caja de arena durante las primeras semanas de tenerlo en la casa. Estará más cómodo si no está pasando a través de los residuos de otros gatos cuando la naturaleza llama y no sentirá que otros invaden su territorio. A medida que se integra en la familia de los felinos, podrá ir utilizando la caja donde evacúan todos los demás.

Consejos para el uso de la caja de arena: Los gatos son quisquillosos acerca de sus cajas, por lo que los siguientes consejos te ayudarán a proporcionar las instalaciones de residuos más atractivas para ellos.

Limpiarla diariamente y cambiarla semanal:los gatos detestan las cajas de arena sucias, al igual que a la mayoría de las personas no les gusta usar baños sucios. Los gatos detestan chapotear a través de los residuos para encontrar un pequeño lugar que esté limpio en la arena. Quita los residuos todos los días y cambia toda la arena semanalmente.

Una caja de arena por gato: simplemente no puedes tener cajas de arena de más por cuestiones de espacio e higiene; la regla de oro es una por gato y una de reserva. Si tiene tres gatos, se necesitan al menos cuatro cajas de arena. Si tu casa es grande o tiene más de un nivel puedes añadir un par más.

No utilices desodorantes con aromas en las cajas de arena: los aromas están orientados hacia el dueño del gato y no al contrario. Algunos gatos se niegan a utilizar una caja con arena muy perfumada. Para evitar problemas, utiliza una mezcla natural de fragancia o perfume.

Prueba diferentes tipos arena: Incluso entre los gatos en el mismo hogar, algunos pueden preferir un tipo de otro. Los cuatro principales tipos de arena son a base de arcilla con grumos, a base de arcilla sin grumos, cristal, y natural / biodegradable. Si experimentas problemas para que un gato a use la caja de arena, experimentar con diferentes tipos de esta puede ser la solución.

¿Es la caja de arena lo suficientemente grande? “Peludo” necesita espacio para hacer sus necesidades por lo que en una caja muy pequeña no estará cómoda. Si tienes un gato de raza grande como un Maine Coon, prueba con una caja de arena de mayor tamaño, también es menos probable que tu gato tenga un “accidente” con una caja más grande.

¿Tapada o abierta? Algunos gatos adoran las cajas tapadas y disfrutan de la privacidad. Las cajas con tapas atrapan los olores evitando que tu casa tenga malos olores. Lava tanto la caja in cluida la tapa todas las semanas y cambia el filtro regularmente.

Lave a fondo la caja de arena todas las semanas o cada dos: con el tiempo, una caja de arena de plástico absorbe la orina del gato (aunque le pongas forro). Lávala a fondo con agua y jabón todas las semanas o cada dos y reemplázala periódicamente. Asegúrate de enjuagarla a fondo después de lavarla de modo que no conserve un olor fuerte del detergente.

¿Anteriormente salvaje o vagabundo? Si tu gato era un salvaje o vagabundo, estará acostumbrado a cavar al aire libre. A veces, colocando la caja de arena en el exterior hará que se sienta más a gusto, y se animará poco a poco a utilizarla. Los residuos tendrán que ser retirados a diario. Con el tiempo utilizará la cantidad de material que se pone en la caja hasta que llegue al 100% de la arena.

Acostumbrarse a una caja de arena no es difícil para la mayoría de los gatos. Si estás en sintonía con el comportamiento felino y las preferencias de tu gato por su caja de arena, es poco probable que te encuentres con algún accidente desagradable.

Esta entrada fue publicada en Domesticación, entrenamiento, Entrenamiento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.